La acupuntura, es una técnica oriental milenaria, que junto con la Fototerapia (terapia con plantas) conforman lo que se conoce como la Medicina Tradicional China (MTC) y se basa en la aplicación de agujas en puntos concretos del cuerpo.

Estos puntos concretos se encuentran repartidos por todo el cuerpo y la mayoría están organizados formando diferentes recorridos llamados meridianos, unidos entre sí en un circuito energético. Dicho de una forma más gráfica, estos meridianos serían como las autopistas que unen diferentes ciudades y pueblos, que serían los diferentes puntos del meridiano, igual que cada localidad tiene sus características/particularidades propias, los puntos de acupuntura también. Al aplicar una aguja es como ir a dicha localidad y disfrutar de sus posibilidades.

Cuando decimos que el cuerpo está en hemostasis, es que no hay ninguna patología, en cambio, si perdemos dicho equilibrio, será cuando aparezcan los problemas (dolores, trastornos digestivos , vasculares o emocionales etc…) 

Para lograr la recuperación del equilibrio el terapeuta debe determinar el tipo de alteración y sus causas, y así de manera personalizada tratar de restablecer la circulación normal de la energía y por tanto el estado óptimo.

Mediante la aplicación de las agujas, en los puntos correspondientes, ayudamos al cuerpo a resolver el problema. Es importante destacar que las agujas SOLO estimulan el punto y sus propiedades, no existe NINGUNA aportación externa de medicación.

La recuperación se logra gracias a restauración de la capacidad autor reguladora que el cuerpo había perdido, después de un tratamiento de acupuntura que consta de varias sesiones la estimulación repetida de dichos puntos permite que los efectos perduren aún sin continuar las visitas. La resolución definitiva exige que cesen los elementos que han llevado al cuerpo ha dicha situación, o por lo menos que la persona los identifique y actúe en consecuencia para evitar su reaparición. También es importante destacar que aunque las aplicaciones de la acupuntura son innumerables también tiene sus limitaciones, y que en casos de patología crónica, la acupuntura únicamente puede dar un soporte para mejorar la calidad de vida como sería la artrosis.

Finalmente decir que la acupuntura, es una técnica absolutamente segura, con apenas contra indicaciones (más bien son precauciones), siempre y cuando el terapeuta esté cualificado y reconocido como acupuntor. Resaltar también que por lo general, la acupuntura se puede definir como INDOLORA y que goza de la aceptación de la comunidad científica mundial, debido a sus innumerables evidencias científicas.

Vamos que ¿es un cuento chino? Sí pero de verdad!!

 

JOAQUIM SOLA

Fisioterapeuta Col. Num. 6202

Acupuntor num registro 160

NUESTROS SERVICIOS

CITA ONLINE

CONTÁCTANOS

HORARIO

Lunes a viernes 8:00 a 22:00
Sábado y domingo Consultar